Back to top

Curso Superior de Emprendimiento e Innovación

El emprendimiento es aquella actitud y aptitud de la persona que le permite emprender nuevos retos, nuevos proyectos; es lo que le permite avanzar un paso más, ir más allá de donde ya ha llegado. Es lo que hace que una persona esté insatisfecha con lo que es y lo que ha logrado, y como consecuencia de ello, quiera alcanzar mayores logros.

El emprendimiento hoy en día, ha ganado una gran importancia por la necesidad de muchas personas de lograr su independencia y estabilidad económica. Los altos niveles de desempleo, y la baja calidad de los empleos existentes, han creado en las personas, la necesidad de generar sus propios recursos, de iniciar sus propios negocios, y pasar de ser empleados a ser empleadores.

Todo esto, sólo es posible, si se tiene un espíritu emprendedor. Se requiere de una gran determinación para renunciar a la “estabilidad” económica que ofrece un empleo y aventurarse como empresario, más aun sí se tiene en cuenta que el empresario no siempre gana como si lo hace el asalariado, que mensualmente tiene asegurado un ingreso mínimo que le permite sobrevivir.

Por su parte, la Innovación le agrega al negocio, pero también puede ser un negocio en sí mismo. La Innovación genera renovación de productos o servicios conocidos. También puede generar una renovación de los hábitos de consumo, dando espacio a la creación de necesidades nuevas y de respuestas más que nuevas a dichas necesidades. Algo así como Creación de Futuro.

Innovar es un mérito para Negocios ya existentes, toda vez que genera productos o servicios  renovados desde productos o servicios ya creados anteriormente. Pero también es un Negocio en sí mismo: el de producir Ideas innovadoras y venderlas a inversores potenciales que desean desarrollarlas comercialmente; o bien generar procesos de gestión innovadores que faciliten el desempeño de las Organizaciones, renovando de un plumazo su forma de funcionar.
La Innovación mantiene vivo al emprendimiento ya que actúa como una hélice que no para de generar movimiento. Y por otro lado puede generar resultados que mejoren abruptamente la inserción y el posicionamiento del emprendimiento en su mercado-foco.

Las empresas demandan profesionales que aúnen varias características: deben poseer conocimientos, pero éstos deben ser complementados con actitudes de esfuerzo, colaboración, solidaridad y compromiso. Es por ello que en CESMA damos una enorme importancia al desarrollo de habilidades personales que contribuyan a incrementar el autoconocimiento, la automotivación y las relaciones sociales de nuestros alumnos. 
 

Curso Superior de Emprendimiento e Innovación