Back to top
Blog

Inteligencia Emocional: Consejos para enfrentar conflictos laborales

Inteligencia Emocional

Todos hemos tenido algún conflicto en nuestro lugar de trabajo, pero ¿hemos podido resolverlo con éxito? Toma en cuenta las siguientes recomendaciones para salir airoso de los problemas  y, de esta manera, entrenar tu Inteligencia Emocional.

En un entonrno laboral es inevitable la confrontación o la disparidad entre compañeros o con tu jefe, especialmente cuando se trata de un grupo humano numeroso donde coexisten diferentes personalidades. A diario se presentarán situaciones que pondrán a prueba tu carácter y tu capacidad de resolver conflictos. 

1.Pausa:
Esta es la más importante de todas las herramientas emocionales. Debes tomarte un tiempo y pensar antes de hablar o actuar. Hacerlo evitará que digas o hagas algo que luego lamentarás.Prueba esto:  si sientes que comienzas a responder emocionalmente a una situación, haz una pausa. Cuando te sientas molesto, te resultará útil contar en silencio de 1 a 10. Si es posible, haz una breve caminata. Una vez que hayas tenido la oportunidad de calmarte, regresa y decide cómo quieres avanzar.
2.Volumen: 

Cuando te comunicas, tu compañero de conversación a menudo reaccionará con el mismo estilo o tono que elijas. Si hablas con una voz tranquila y racional, responderá de manera similar. Si gritas, la otra persona también comenzará a gritar.Prueba esto:  si la discusión comienza a escalar, centra tus esfuerzos en “redireccionarla” suavizando su tono o incluso bajando la voz.

3.Silencio:

Si una discusión con otra persona se vuelve demasiado intensa y dejar la situación no es una opción, es posible que debas presionar el botón de silencio.
En otras palabras, deja de hablar.Este método es útil porque en ese momento, compartir tu punto de vista no ayudará a la situación; por el contrario, generalmente empeora las cosas. Al presionar el botón de silencio, permite que la otra persona exprese sus sentimientos sin interrupción.

4.Escucha activa: 

Con la intención de aprender más sobre la perspectiva de la otra persona trata de escucharla con atención. En otras palabras, no escuches con la intención de tener una respuesta preparada, sino para intentar entender al otro.Intenta esto: mientras dialogas, resiste el impulso de juzgar, ofrecer consejos o incluso trata de identificar problemas y soluciones subyacentes. Aquí es un buen momento para recopilar información para aprender sobre cómo la otra persona ve la situación.

5.Avance rápido: 

Si te encuentras en un momento emocionalmente cargado, da un paso atrás y piensa en las consecuencias de tus acciones, tanto a corto como a largo plazo.

Olvídate de cómo te sientes en el momento y pregúntate: ¿Cómo afectará esta decisión en un corto o largo plazo? Piensa en las consecuencias que tus acciones tendrán y actúa en base a eso.

Lo importante es entender que no hace falta suprimir tus emociones ante determinadas situaciones, sino aprender a manejar las reacciones de una manera inteligente.

Ahora, es momento de aprender cómo descubrir el perfil de un candidato ideal, por lo que te invitamos a conocer nuestro Máster en Recursos Humanos.